PUBLICACIONES

ESCULTURA EN EL ESPACIO PUBLICO - ARTICULO PUBLICADO EN LIBRO "305" ARTESPACIO EDITORIAL 2015
LA MOVIDA ESCULTORICA DE MARTA COLVIN - PUBLICADO EN LIBRO "MARTA COLVIN ESCULTORA"
ALBERTO PEREZ REVISITADO (POETICA EXISTENCIALISTA)
LA ESCULTURA EN CHILE, RAICES Y DEPENDENCIAS - REFLEXIONES CON ALBERTO PEREZ
LA COPA LLENA (FELIX MARUENDA)
TIERRA DEL FUEGO
DE VIRGINIO ARIAS A LILY GARAFULIC
ARTE Y CIENCIA
PIEDRAS DE FRANCISCO GAZITÚA
CABALLOS DE ACERO
SAUCES DE ACERO, CONSTRUCCIÓN FUNCIONAL
IMAGEN Y MATERIALIDAD
BUQUES DE ACERO, CARTA A DON SANTIAGO ARIAS
VOLVER A LOS ANDES
EL ESCULTOR COMO DOCENTE
MADERA Y FIGURA HUMANA
BLANCO Y NEGRO (TEXTO PUBLICADO EN LIBRO FRANCISCO GAZITUA 1970-2009 - ARTESPACIO EDITORIAL
TEXTO LILY KASNER
ESCULTORES Y MINEROS
VIAJE HACIA REBECA MATTE
PUENTES
NICANOR PLAZA - FRANCISCO GAZITUA: DIALOGO ENTORNO AL CAUPOLICAN. MUSEO NAC. BELLAS ARTES - CHILE - 2011
LIBRO CATALOGO CABALLO DE BARNECHEA
BUQUE ESMERALDA
TEXTO PUBLICADO EN CATALOGO "VIAJE AL CORAZON DE LA PIEDRA" - 2015 - ARTESPACIO EDITORIAL
MATERIA, ESCULTURA Y POESIA (CRISTIAN WARNKEN)


EL ESCULTOR COMO DOCENTE
Revista Calidad en la Educación, Consejo superior de Educación.
Prof. Francisco Gazitúa.
Abandoné el mundo teórico hace 30 años, después de haber cursado cuatro años de Filosofía en la Pontificia Universidad Católica de Chile, para dedicarme a la escultura, actividad que cultivo hasta hoy. Me tomó algunos años abandonar la reflexión sistemática, hasta que descubrí que un tallador de piedras y un filósofo buscan lo mismo aunque por vías diferentes.

A pesar de haber ejercido la docencia en la cátedra de escultura en universidades de Chile e Inglaterra durante los últimos 25 años, y estar actualmente a cargo del Departamento de Escultura de la Universidad Finis Terrae, lamento no tener ningún tipo de formación pedagógica, lo que me permitirá sólo hablar honestamente de mi sufrida y ganada experiencia como aprendiz de escultor, y presentar ante ustedes una cadena de hechos útiles en mi formación, que ojalá les sean provechosos.

En esta presentación de mi experiencia en la «vía escultórica», tendré forzosamente que referirme con frecuencia a la escultura, porque fue ésta la que puso las bases de las buenas escuelas en que me formé. La verdad es que estuve en buenas y malas escuelas como alumno y profesor, pero en las buenas, los que enseñaban eran escultores que practicaban el oficio. Tengo la impresión de que en este complejo ejercicio nuestro, en que se enredan las manos con la inteligencia y la sensibilidad con las herramientas, es decir, en este of icio que nos funde poco a poco en una aleación entre obreros y letrados, sólo educa aquél que es llamado "artista investigador", ya que sólo aprende el arte el "aprendiz investigador".

La sabia distinción entre aprendizaje e investigación, que funciona tan bien en otros campos y que distingue los postgrados de los grados, a mi modo de ver, no puede aplicarse a la pintura y la escultura, donde hay investigación o artes aplicadas, artesanía o diseño o, lo que es peor, academicismo, que para nosotros es sinónimo de actividad repetitiva o decadente ("empaquetada").

Pongo a disposición de ustedes dos experiencias extraídas de mi formación como escultor. Mi aprendizaje con don Samuel Román, profesor de la Universidad de Chile y formador de la Escuela de Canteros, y luego mi permanencia de cerca de ocho años como alumno y docente en St. Martin's School of Art, en Londres.

Finalizaré mi exposición con una breve reseña de mi situación como profesor de
escultura en el clima de la universidad actual.

Ver Mas